Mazda Mirai, el futuro de Mazda en México

Mazda llegó al país el 6 de octubre de 2005 con un fuerte compromiso y reto de crecimiento por y para los suyos, forjando un camino sólido ayudándole a compartir la emoción del manejo en el país. 

Para poder lograr este vínculo especial con los clientes, lograron trabajar durante estos 17 años bajo una clara estrategia tanto con el portafolio de productos, como de marca, en donde el cliente es el centro de todo.

Tiempo después, en el año 2014 se inauguró la planta Mazda de Salamanca, reafirmando la nueva historia y compromiso con la gente a través de productos hechos por manos mexicanas, como Mazda2, Mazda3, CX-30 y ahora también Mazda CX-3. 

Así, hoy comienzan un nuevo camino lleno de retos que una vez más invitan a la marca y a su equipo a hacer cosas fuera de lo convencional para poder fascinar a sus clientes. 

Este camino hacia el nuevo capítulo de la marca lleva el nombre de Mazda Mirai, que en japonés quiere decir: el futuro de Mazda.

Es a través de este proyecto que buscarán llegar a más clientes y más familias mexicanas, ya sea con los autos, servicios postventa, la planta en Salamanca o cualquiera de los puntos de contacto. Entienden y saben bien que su compromiso es y será siempre: sumar al planeta, la gente y la sociedad. 

Mazda Mirai parte de la expansión de la producción de la planta de Salamanca en México, la cual, con la llegada de Mazda CX-3 tiene como propósito que el 50% de su producción total sea de consumo local en el mediano plazo.

Al mismo tiempo, habrá una expansión en los puntos de venta existentes, para 2025 se ampliara la red de distribuidores de 66 a 100 puntos en toda la República Mexicana y los centros de colisión crecerán de 8 a 35, los cuales no solo estarán equipados con el mejor herramental, también contarán con técnicos especializados que mantendrán los altos estándares que se han sostenido en los últimos años. Lo anterior ayudará también a mantener la retención de servicio de 5 años en 85%.

Todo esto tiene como objetivo llegar al 9% de la participación de mercado en el corto plazo, lanzamientos como: Mazda CX-50 (marzo 2023), Mazda CX-70 (verano de 2023) y Mazda CX-90 (mayo 2023), serán clave para poder lograr este número.

Se intentará también crecer los servicios financieros a través de Mazda Financial Services, en donde e han fijado el objetivo del 60% de participación en financiamiento, esto será posible gracias a planes que se ajusten a las necesidades de los clientes y funcionen para cada etapa de la vida en la que se encuentren.

Si bien, Mazda Mirai es un plan de expansión y crecimiento de producto para la marca en México, es también un recordatorio constante que, para poder lograr todo lo anterior, Mazda debe mantener su esencia, en donde la pasión por el detalle es clave para fascinar a los clientes, deben seguir trabajando en equipo recordando la importancia de siempre hacerlo desde un sentido humano y que sea empático con ellos.

“El futuro de Mazda en México es prometedor, estoy convencido que este plan beneficiará a muchas familias de diferentes formas. El crecimiento de la red traerá nuevos empleos, así como el crecimiento en la producción de nuestra planta en Salamanca en la que se sigue invirtiendo. Nuestra responsabilidad a partir de hoy es simple, debemos seguir trabajando con pasión y respeto para fascinar a todos nuestros clientes internos y externos, ya que el verdadero futuro de la industria está en su gente” señaló Miguel Barbeyto, presidente de Mazda de México.

Todos en Mazda están comprometidos con la fascinación total de sus clientes, trabajando diario en mejorar cada punto y fortalecer los valores que como compañía los representan. Seguirán esta filosofía de marca que los ha caracterizado en estos primeros años en México y trabajarán en nuevas ideas, siempre en favor de la gente Mazda.