¿Cómo Cuidar la Salud de tus Neumáticos en 5 Pasos? 

Si a simple vista un neumático no se ve en buen estado, hay que sustituirlo cuanto antes, pero si parece estar en perfectas condiciones, ¿hay que cambiarlos? ¿tienen fecha de caducidad? Se debe considerar que éstos comienzan a perder sus propiedades paulatinamente de forma inadvertida debido a factores como las inclemencias del clima, su desgaste derivado de las presiones de inflado, su contacto con el asfalto, su deslizamiento, los kilómetros recorridos– y el tiempo.

Con el uso y desgaste de los neumáticos, el dibujo de la banda de rodadura se reduce, con lo que se pierde tracción y agarre al llegar a cierto punto. Por otro lado, las llantas pueden agrietarse o poncharse, por eso, revisarlas y darles mantenimiento periódico es la mejor forma de prevenir riesgos y aprovechar al máximo la vida de tus neumáticos.

Bridgestone, empresa que desarrolla soluciones para tener una movilidad segura y sostenible recomienda seguir estos cinco pasos para mantener a los neumáticos en óptimas condiciones:

  1. Seleccione el neumático adecuado a sus necesidades: 

Cada diseño de neumático está pensado para utilizarse bajo condiciones específicas de uso. Bridgestone ofrece soluciones para cada necesidad, desde un manejo moderado dentro de la ciudad, un manejo intrépido en carretera, hasta condiciones severas todo terreno. Es importante saber que las llantas tienen caducidad y Bridgestone ofrece una garantía de 5 años contra defectos de manufactura.

  1. “El aire es la vida de la llanta”:

Utilizar una presión adecuada de inflado es de vital importancia para conservar las propiedades de diseño y seguridad de los neumáticos. Esto optimiza el agarre y tracción, reduce el calentamiento y fatiga de sus estructuras internas, lo cual aumenta su vida útil y reduce el consumo de combustible. Es recomendable revisarlo periódicamente; en la puerta o en el manual del usuario, es posible conocer la presión ideal para los neumáticos.

  1. Mantenga en óptimas condiciones la mecánica de su vehículo:

Los neumáticos son elementos que trabajan en conjunto con otros elementos como la suspensión, alineación, dirección y frenos. Para que los neumáticos brinden el máximo de sus beneficios todos estos componentes deben tener un mantenimiento adecuado. Cualquier alteración o desajuste repercutirá en un desgaste irregular y en la disminución del rendimiento de sus neumáticos.

  1. Rote los neumáticos de manera periódica:

El ritmo de desgaste es diferente en las distintas posiciones que ocupan los neumáticos en el auto, por ejemplo las delanteras que suelen ser el eje de tracción, se desgastan más rápidamente. Por ello, es importante equilibrar el ritmo de desgaste mediante un plan de rotación. Una rotación cruzada suele ser lo más recomendable para optimizar el desempeño de los neumáticos: eje delantero a trasero, lado izquierdo a derecho.

  1. Vigile el desgaste y apariencia de sus neumáticos: 

El desgaste natural de los neumáticos debe ser uniforme y parejo en todas las ranuras del dibujo de la banda de rodamiento. Los neumáticos de auto y camioneta tienen un indicador máximo de desgaste llamado TWI (Tread Wear Indicator), que al alcanzar una profundidad remanente de 1.6 milímetros es cuando los neumáticos deben cambiarse. Revise frecuentemente los neumáticos, para comprobar que no tengan deformidades, bultos, chipotes u otras características extrañas. 

“Contar con neumáticos en buen estado es fundamental para el desempeño, consumo de combustible, la seguridad y conservación del vehículo, es por esto que debemos de ser conscientes de las señales que indica el propio neumático para evitar cualquier inconveniente en el camino, además de que así podremos saber el momento adecuado para un reemplazo” comenta Carlos Mondragón, gerente Sr. de Ingeniería de Ventas para Bridgestone Latinoamérica Norte.