Renault Group supera su objetivo de descarbonización para sus actividades de transporte de mercancías

Entre 2018 y 2021, Renault Group redujo la huella de carbono asociada al transporte de sus mercancías en Europa en un 6.9%, superando su objetivo del 5.3%. Estos resultados fueron validados en el marco de FRET 21, un esquema que reúne a los actores del transporte y la logística, dirigido por la Agencia Francesa de Medio Ambiente y Gestión de la Energía (ADEME) y la Asociación de Usuarios de Transporte de Mercancías (AUTF), que alienta a los cargadores de piezas y vehículos a reducir el impacto ambiental del transporte.

Desde que se adhirió a este plan en 2015, el Grupo ha reducido sus emisiones de CO2 de sus actividades logísticas en Europa en un total del 15%, gracias a las soluciones innovadoras implementadas por el departamento de Supply Chain, como el ecodiseño de los embalajes y la reducción del número de kilómetros recorridos.

La Cadena de Suministro de Renault Group tiene la intención de continuar sus esfuerzos de descarbonización y se ha comprometido a reducir su huella de carbono por vehículo en todo el mundo en un 30% para 2030.

«Llevamos más de 10 años trabajando para identificar soluciones que reduzcan la huella medioambiental de nuestros flujos de suministro. Cada vez utilizamos más el transporte multimodal y mejoramos la tasa de llenado de los contenedores y camiones, así como el diseño ecológico de nuestros envases y la reducción del número de kilómetros recorridos. Este sistema trabajo regularmente con muchas de las líneas de negocio del Grupo y nuestros proveedores, lo más cerca posible de nuestro sistema industrial, nos ha permitido cumplir e incluso superar nuestros objetivos de reducción de emisiones de CO2 por segunda vez consecutiva» comentó, Florence Ughetto, Experta en Desarrollo Sostenible y Logística de la Cadena de Suministro de Renault Group.

«Como actor principal de la cadena de suministro en un campo de juego global, Renault se compromete de forma rigurosa y constante con nuestra iniciativa Fret 21. Sus acciones son concretas y muy operativas, lo que es una garantía de éxito, y están co-construidas con los proveedores de servicios de transporte en un enfoque de colaboración» añadió Pierre Lupoglazoff, responsable del proyecto EVE en la ADEME.

LOS 3 PRINCIPALES PILARES DE LA DESCARBONIZACIÓN

1 – Desarrollar el uso del transporte multimodal:

La Cadena de Suministro está trabajando con los transportistas para aumentar la proporción de los flujos por ferrocarril en comparación con el transporte por camión. Por ejemplo, el uso del tren desde Europa del Este hasta Francia ha permitido evitar 2,600 toneladas de CO2.

2 – Reducir los kilómetros recorridos por metro cúbico:

Optimizando el ritmo de carga de los camiones y el llenado de los envases: la Cadena de Suministro ha desarrollado herramientas digitales para visualizar los camiones en 3D y aumentar el ritmo de carga. Esto ayudó a evitar la emisión de 12,200 toneladas de CO2. Además, los equipos de ingeniería han trabajado para reducir la cantidad de envases utilizados y hacerlos más densos, con el fin de optimizar el número de piezas por paquete. Resultado: una contribución de 8,800 toneladas de CO2 evitadas.

Reduciendo las distancias recorridas: el objetivo es acercar la red de proveedores a los centros de fabricación para reducir el número de kilómetros recorridos por metro cúbico. Este es el caso de Francia, por ejemplo, gracias al desarrollo de ElectriCity, que reúne un ecosistema de proveedores cerca de los tres centros de producción de este clúster industrial dedicado a los vehículos eléctricos. Este enfoque ha evitado la emisión de 6,120 toneladas de CO2.

3 – Mejorar el mix energético y el rendimiento energético de los transportistas:

La Cadena de Suministro anima a la red de transportistas con el cuestionario ECO2 que les permite recuperar la información relacionada con su rendimiento medioambiental, en particular su consumo medio, e integrar sus compromisos de reducción en los próximos años. Resultado: una reducción de las emisiones de 5,700 toneladas de CO2.