Nuevo Lexus RZ, con un diseño sofisticado y futurista

La característica más llamativa del nuevo Lexus RZ es quizás su imagen. El primer vehículo de Lexus en una plataforma específica para un vehículo 100% eléctrico –BEV, Battery Electric Vehicle– destaca por su diseño exterior inconfundible. Transmite un dinamismo inherente, inspirado en el guepardo, y un característico “Seamless E-motion”, gracias a la suave aceleración que confiere la electrificación. Además de ser audazmente contemporáneo, el RZ anuncia la dirección en que avanza Lexus.

No todos los compradores de SUV buscan un vehículo claramente diferente, y algunos tardan en acostumbrarse a las nuevas tendencias de diseño. Sin embargo, el público suele seguir la dirección que osan explorar los diseñadores más intrépidos. Y, haciendo gala del diseño de “Siguiente Capítulo” de Lexus, el RZ da muestras del tipo de futuro de la automoción al que apunta la marca. Un futuro en el que la tecnología de electrificación mejora el rendimiento del vehículo, ofrece un mayor placer al volante e incrementa el refinamiento y el confort característicos de Lexus.

Dado que esta visión inspira la filosofía central del RZ, su diseño exterior combina el habitáculo espacioso de un SUV con la ágil aceleración de un vehículo eléctrico. La amplitud de SUV es el resultado de una mayor distancia entre ejes, con las ruedas más cerca de las esquinas, y del abundante espacio superior que ofrece la parte trasera del vehículo.

Aún sin la parrilla de doble punta de flecha de la marca, el RZ se identifica al instante como un Lexus, ya que ese rasgo característico se ha trasladado a la forma global de la carrocería. El resultado es un cuerpo sólido cubierto por una sola superficie, que abarca toda la carrocería desde el morro. Esta forma de doble punta de flecha se acentúa con el uso del color de la carrocería donde habitualmente estaría el entramado negro de la parrilla, unos paneles negros a ambos lados y un mayor énfasis en la forma de los guardabarros.

El hecho de que la electrificación ofrezca una gran repuesta y una conducción más activa cobra gran importancia. El ingeniero jefe Takashi Watanabe se inspiró básicamente para desarrollar el RZ en el guepardo, y esa idea se traslada al diseño exterior. La carrocería del RZ evoca el dinamismo de este veloz felino en carrera: el morro hacia abajo, la cola elevada y las patas traseras hundiéndose para mejorar el agarre y la propulsión. Esto mismo se observa en la postura de morro a cola del RZ, sus flancos musculosos y la forma en que los neumáticos posteriores parecen abrazarse al suelo. El volumen de la carrocería parece empujar los neumáticos traseros hacia atrás, y los pasos de las ruedas posteriores, como los delanteros, son particularmente vigorosos.

Daichi Kimura, diseñador jefe, comentó: “Puesto que el guepardo era tal vez un concepto muy importante en el vehículo, decidimos expresar, inspirándonos en él, la estabilidad de conducción a través del sistema DIRECT4”.

Ese rendimiento –y, más aún, la forma en que se materializa con la fluidez de la que solo Lexus es capaz– también inspiró el concepto de diseño de “movimiento eléctrico continuo” del RZ. La gestión de los flujos de aire y la eficiencia aerodinámica se hacen evidentes en la carrocería del RZ, que presenta una forma dinámica que visualiza el paso del aire. La capacidad de cortar el aire limpiamente queda reforzada por los obturadores de la parrilla frontal, la línea central del habitáculo y las superficies que se estrechan, la elegante expresión del eje de las puertas, que recorre horizontalmente los laterales del vehículo, y el alerón trasero del techo.

El alerón del techo consta de dos elementos independientes, situados en los bordes laterales externos de la carrocería, junto detrás de los pilares C, que pueden recordar a unos cuernos. Como sucede con tantos otros detalles del diseño exterior, se trata de un ejemplo perfecto de cómo la función se ve complementada por la forma, una forma elegantemente singular. Es por motivos tanto prácticos como estéticos que el RZ se atreve a ser diferente.