Grupo BMW muestra los primeros resultados de la inversión, valorada en 300 millones de euros en Sokolov

El Grupo BMW está desarrollando escenarios para nuevos sistemas de asistencia a la conducción autónoma. Un circuito que simula una autovía de 6 kilómetros será escenario para las pruebas de los prototipos. Se prevé que esté 100% operativo en verano de 2023.

El primer despliegue de dos áreas de pruebas, señalan un importante hito en la construcción de primer centro de pruebas de BMW Group en Centroeuropa. El Grupo presenta las dos primeras secciones del circuito para las pruebas de los vehículos autónomos y sistemas de asistencia. En el nuevo centro, la compañía seguirá avanzando en temas de actualidad como electrificación, digitalización y conducción autónoma. Este centro se encuentra a unas dos horas y media en coche desde el centro principal de I+D (FIZ) en Múnich.

Con la presentación de los dos circuitos de pruebas, el Grupo BMW muestra los primeros resultados de la inversión, valorada en 300 millones de euros en Sokolov. Se estima que el centro esté plenamente operativo en verano de 2023 con más de 100 empleados trabajando en él. La nueva área de tecnología con aproximadamente 90.000 m2 de superficie homologada y tres circuitos de aceleración independientes dan las condiciones ideales para las pruebas de sistemas de asistencia y comportamiento ante tráfico cruzado, así como frenada de emergencia y situaciones de evasión. Los tests se preparan y controlan desde la sala de control adyacente y estaciones temporales de trabajo.

“Con el temprano despliegue de las dos áreas de prueba para preparar los tests oficiales de vehículos en Solokov, estamos probando nuevos sistemas de asistencia desde el punto de vista de la seguridad del conductor y avanzando el futuro desarrollo de los escenarios de pruebas. Desde mediados de 2023, el nuevo recinto de la República Checa operará adicionalmente al complejo de BMW Group en Aschheim, cerca de Múnich, Miramás en Francia y Arjeplog en Suecia”, explicó Andreas Heb, jefe de proyecto y responsable del recinto de pruebas en Sokolov.

En las inmediaciones de la nueva área tecnológica, se encuentra la autopista de 6 kilómetros de conducción autónoma; una carretera al estilo de una autovía con escenarios de aceleración y deceleración para probar vehículos autónomos en vías rápidas. La autovía se ha equipado con dos carriles funcionales y un carril de parada de emergencia, así como pórticos y una recta de más de 1.000 metros. “El primer centro de desarrollo de Centroeuropa crea nuevas oportunidades. Sokolov ofrece condiciones ideales y motivos para expandir nuestras localizaciones de pruebas. La confianza de la cooperación con el propietario de la propiedad, Sokolovská uhelná y todos los representantes políticos confirma que nuestra elección de la ubicación es la correcta”, dice Robert Thurner, director de administración de Gestión Inmobiliaria de recinto de pruebas, región Europa y Oriente Medio.