Porsche Leipzig celebra 20 años de producción

De la planta de montaje inicial al futuro centro de expertos en movilidad eléctrica. El 20 de agosto de 2002, un Porsche Cayenne fue el primer auto en salir de la línea de producción en la fábrica de Leipzig. Lo que empezó hace 20 años se ha convertido en una auténtica historia de éxito para Porsche y, desde entonces, la planta de Sajonia ha sabido orientar la producción de automóviles hacia el futuro. El pasado sábado, en el marco de un acto de celebración del aniversario, Porsche repasó los hitos de la planta de autos deportivos de Leipzig y presentó a los asistentes una visión del futuro. Entre los invitados se encontraban el primer ministro de Sajonia, Michael Kretschmer; el ministro de Economía y Ciencia de Turingia, Wolfgang Tiefensee; el miembro del Consejo Directivo de Porsche AG responsable de Producción y Logística, Albrecht Reimold; el Presidente del Consejo Directivo de Porsche Leipzig GmbH, Gerd Rupp, y el embajador de Porsche, Walter Röhrl.

“Leipzig se ha convertido en el segundo hogar de Porsche. La decisión tomada en 1999 de construir una nueva fábrica en un prado verde al norte de la ciudad de Leipzig, llevó a la empresa por un nuevo camino”, dijo Reimold. “Desde que pusimos la primera piedra, en febrero de 2000, hemos invertido más de 1300 millones de dólares en el desarrollo de nuestro emplazamiento en Sajonia. No nos hemos arrepentido ni un segundo de los pasos dados. El equipo de Leipzig ha demostrado una y otra vez su saber hacer y su compromiso con los nuevos proyectos automovilísticos”.

Historia de la fábrica Porsche en Leipzig
En 1999 el Consejo Directivo tomó la decisión de convertir Leipzig en el segundo centro de producción de Porsche, junto a Stuttgart-Zuffenhausen. En tres años fue construida una nueva planta de montaje, que fue inaugurada el 20 de agosto de 2002. Justo después del inicio de la fabricación del Porsche Cayenne, fue añadida un área independiente de montaje para construir el superdeportivo Carrera GT. De 2003 a 2006, Porsche Leipzig produjo 1270 unidades de este modelo de edición limitada. A continuación, en 2009, fue levantada otra nave de producción y un centro logístico para montar del Panamera de primera generación. 

En 2011, tras la decisión de llevar a cabo en Leipzig todo el proceso de producción del nuevo Porsche Macan, las instalaciones fueron ampliadas y en 2013 Leipzig se convirtió en una planta integral, con sus propios talleres de carrocería y de pintura. Para la fabricación completa del Panamera de segunda generación, que sale de la línea de Leipzig desde 2016, la planta se expandió por cuarta vez con la incorporación de un segundo taller de carrocería y un centro de calidad.

Festveranstaltung anlässlich 20 Jahre Porsche Leipzig GmbH am 20.08.2022

Desde 2019, la fábrica de Leipzig está siendo objeto de una quinta ampliación para convertirla en un centro de expertos en electromovilidad. La empresa está preparando así el camino para el futuro de la planta y la producción de próximos modelos. Fue creado un nuevo taller de carrocería para la siguiente generación del Macan, que será lanzada como modelo totalmente eléctrico. También ha sido añadido el equipamiento para producir en la misma línea de montaje autos con tres tipos de sistemas de propulsión: de combustión interna, híbridos y cien por cien eléctricos. 

“La fábrica de Porsche en Leipzig se está preparando para el futuro”, dijo Gerd Rupp, presidente del Consejo Directivo de Porsche Leipzig GmbH. “Hasta ahora hemos superado todos los retos con espíritu de equipo, entrega y corazón. Es nuestra receta para el éxito, que queremos mantener mientras damos forma al futuro de la fábrica. La capacidad de producir tres sistemas de propulsión en una sola línea nos hace muy flexibles”.

En la actualidad, más de 4300 personas trabajan en Porsche Leipzig, lo que la convierte en uno de los mayores empleadores de la región. La fábrica produce cada día unas 550 unidades del Macan y el Panamera.

“La llegada de Porsche y el desarrollo de la fábrica durante las últimas dos décadas han sido un gran éxito para Leipzig y para toda el área económica de Sajonia”, dijo Michael Kretschmer, primer ministro de Sajonia. “Porsche Leipzig es, por un lado, un empleador importante y un actor fundamental en la industria del automóvil en esta parte de Alemania, al tiempo que representa la innovación y la transformación exitosa en el sector de la movilidad. Agradezco a Porsche su compromiso y su confianza en Sajonia como sede empresarial. Mi más sincera felicitación en este aniversario de producción”.

Porsche es parte de la sociedad
“Desde el principio fue esencial para nosotros integrarnos en la vida de la ciudad. Por eso hemos ampliado sucesivamente nuestro compromiso con la región», dijo Rupp. Este compromiso de Porsche incluye un amplio espectro de actividades sociales, deportivas y culturales. Un aspecto crucial es el apoyo a los niños y jóvenes. Por ejemplo, a través de su proyecto de educación medioambiental Porsche Safari, desde 2018 el fabricante de autos deportivos ofrece recorridos a las familias y a los niños mayores de siete años para descubrir los espacios naturales del recinto de la fábrica. En colaboración con RB Leipzig, equipo de la Bundesliga, Porsche también ha promovido a los jóvenes talentos del fútbol con acciones como el torneo de distrito urbano Leipziger Viertelfinale. Y este año Porsche presenta por novena vez el Baile de la Ópera de Leipzig. Tradicionalmente, la marca dona un auto come sirve de premio principal del sorteo del evento, cuya recaudación se destina íntegramente a la fundación Leipzig hilft Kinder (Leipzig ayuda a los niños). El vehículo sorteado este año fue presentado en el marco de las celebraciones del aniversario. El ganador podrá disfrutar de un Macan en color Amarillo Signal. Este SUV compacto representa el éxito de la fábrica de Porsche en Leipzig como ningún otro.

El aniversario de la planta de Porsche sirvió también para establecer un compromiso muy especial con Leipzig. Una cooperación con Eiscafé San Remo dio lugar a la creación de un helado único: el ‘Porsche Anniversary Ice’. “Nuestro objetivo era hacer un producto delicioso que, al mismo tiempo, fuera capaz de aportar algo bueno a la sociedad”, dijo Rupp. De junio a agosto, Porsche donará 2 euros y 20 centavos por cada bola de helado vendida. En total han sido recaudados unos 30 120 dólares (30 000 euros) hasta la fecha, que corresponden a la venta de más de 13 500 raciones. El dinero será dondo a dos instituciones sociales de Leipzig, una de las cuales es la sociedad Mosaik Leipzig, que apoya a los adultos de origen refugiado o inmigrante y que actualmente es especialmente activa en la integración de personas de Ucrania. También se entregaron donaciones a la sociedad Mühlstrasse 14.