Bridgestone buscará comercializar el caucho natural del guayule para 2030

Bridgestone ha dado un paso muy importante en su intención de comercializar el arbusto del desierto guayule, como una fuente de caucho natural y como un cultivo más sostenible desde el punto de vista ambiental, en el desierto del suroeste de Estados Unidos.

Para ello, la compañía planea invertir $42 millones de dólares adicionales a fin de establecer operaciones comerciales, teniendo en cuenta una inversión adicional y una expansión planeada hacia 2030. Así mismo, la compañía se asociará con agricultores locales de Estados Unidos y tribus nativas americanas, con el propósito de aumentar la capacidad de hasta 25 mil acres adicionales de tierras de cultivo para plantar y cosechar guayule a escala. 

Para fines de la década, Bridgestone tiene como objetivo lograr la producción comercial sostenible de caucho natural derivado del guayule.

“Somos muy optimistas sobre el potencial que tiene el guayule como fuente de materiales estratégicamente críticos, como caucho, látex hipoalergénico, adhesivos para materiales de construcción y combustible renovable. Estamos encantados de dar este gran paso hacia la comercialización del guayule antes de que finalice la década”, señaló Nizar Triqui, Chief Technology Officer and Group President, Solutions Business, Bridgestone Americas, Inc. “Con el guayule podemos reducir el impacto ambiental y, al mismo tiempo, desarrollar un sistema agrícola más sostenible en algunas partes de Estados Unidos que enfrentan condiciones climáticas difíciles, con lo que estaremos trayendo muchos beneficios al medio ambiente y a la economía”, agregó Triqui.

Bridgestone y guayule

El guayule es un arbusto leñoso tolerante al calor que prospera en entornos desérticos, particularmente en el suroeste de Estados Unidos. Este arbusto se puede sembrar con el equipo de cultivo en hileras existente, ahorrando costos para los agricultores y sólo requiere de la mitad de agua para crecer en comparación con otros cultivos como el algodón y la alfalfa. 

En 2012, Bridgestone lanzó su iniciativa de investigación del guayule cuando inauguró un centro de procesamiento e investigación en Mesa, Arizona. Hoy, la compañía opera este centro junto con una finca de guayule de 281 acres en Eloy, Arizona. Bridgestone ha invertido más de $100 millones de dólares en su esfuerzo para comercializar guayule, logrando hitos importantes como la producción de la primera llanta fabricada con caucho natural derivado del guayule en 2015 y la expansión continua de su programa de mejoramiento molecular de guayule. Asimismo, la compañía ha recibido varias subvenciones para investigación y desarrollo de varias entidades del gobierno de Estados Unidos.

De la granja a la pista

Para demostrar el desempeño del guayule, Bridgestone ha utilizado las carreras como su campo de pruebas. Las llantas de carrera Firestone Firehawk, producidas con caucho natural derivado del guayule en la pared natural, fueron introducidas en el Indy 500 Pit Stop Challenge en mayo pasado, antes de debutar en la competencia completa, como la llanta de carrera alternativa en el Big Machine Music City Grand Prix en Nashville, el pasado 7 de agosto.

Este primer uso del caucho natural derivado del guayule en la principal competencia de carreras de monoplazas de Estados Unidos, sirvió para demostrar tanto la seguridad como el desempeño del material en el crisol de un entorno de rendimiento de alta velocidad y alto desgaste, rodando continuamente con velocidades de hasta 200 mph.

Expansión en Arizona

Actualmente, Bridgestone está ampliando el número de agricultores locales con los que trabaja en el centro de Arizona y tiene como meta plantar 350 nuevos acres de guayule el próximo año. La conversión a cultivos que requieren menos agua es un resultado directo del acuerdo de la compañía con Environmental Defense Fund (EDF), una Organización No Gubernamental que participa activamente en soluciones de escasez de agua para el río Colorado, que se utiliza para el riego particularmente en la zona centro del estado de Arizona.

Guayule es parte del plan de Bridgestone para lograr la neutralidad de carbono y fabricar llantas con materiales 100% renovables para 2050. Además, la empresa está investigando activamente una gama de soluciones para apoyar el reciclaje de materiales de llantas al finalizar su vida útil y promover el reemplazo de materiales no renovables como aceite, sílice y negro de humo virgen en llantas nuevas. 

La iniciativa de guayule se alinea con el Bridgestone E8 Commitment que consta de 8 valores que comienzan con la letra “E” en inglés (Energy, Ecology, Efficiency, Extension, Economy, Easy y Empowerment) a los que compañía se compromete a crear y promover para apoyar la construcción de una sociedad sostenible, en colaboración con sus empleados, la sociedad, sus clientes y sus socios de negocio.