Jaguar Land Rover se está transformando en un negocio de prioridad eléctrica, en un viaje hacia cero emisiones de carbono para 2039

Jaguar Land Rover y Wolfspeed, Inc. anunciaron hoy una asociación estratégica para suministrar semiconductores de carburo de silicio para vehículos eléctricos de siguiente generación, lo que brinda una mayor eficiencia del tren motriz y una mayor autonomía de conducción.

Bajo su estrategia Reimagine, Jaguar Land Rover se está transformando en un negocio de prioridad eléctrica, para convertirse en en un negocio de cero emisiones de carbono en toda su cadena de suministro, productos y operaciones para 2039.

La tecnología avanzada de carburo de silicio de Wolfspeed se utilizará específicamente en el convertidor de los vehículos, gestionando la transferencia de energía de la batería a los motores eléctricos. Los primeros vehículos Range Rover con esta tecnología avanzada estarán disponibles a partir de 2024, y la nueva marca Jaguar totalmente eléctrica el año siguiente.

La asociación se basa en la relación existente de Wolfspeed con el equipo ganador de carreras Jaguar TCS Racing que compite en ABB FIA del Campeonato Mundial de Fórmula E donde su avanzada tecnología de carburo de silicio se ha utilizado para acelerar la eficiencia y el rendimiento en la pista.

El acuerdo es el último en el programa de Jaguar Land Rover para establecer alianzas estratégicas con líderes de la industria para sus futuros vehículos de lujo modernos: en febrero de 2022, Jaguar Land Rover anunció una asociación con NVIDIA centrada en sistemas avanzados de conducción automatizada definidos por software para vehículos de próxima generación a partir de 2025.

Thierry Bolloré, Director Ejecutivo de Jaguar Land Rover, comenta: “no somos extraños al haber colaborado con el equipo Jaguar TCS Racing durante las últimas cinco temporadas. Al convertir eso en una asociación estratégica como parte de nuestra estrategia Reimagine, podemos integrar la tecnología avanzada de carburo de silicio de Wolfspeed en nuestros vehículos eléctricos de próxima generación, brindando capacidades de rango y rendimiento extendidas para nuestros clientes”.

El Presidente y Director Ejecutivo de Wolfspeed, Gregg Lowe, menciona: “Wolfspeed se enorgullece de asociarse con Jaguar Land Rover, apoyando su audaz compromiso de electrificar sus marcas icónicas utilizando el rendimiento, la eficiencia y la gama superiores de Silicon Carbide. La eficiencia energética del carburo de silicio jugará un papel esencial a medida que Jaguar Land Rover persigue sus propios objetivos de cero emisiones de carbono y a medida que el mundo transita hacia un futuro de transporte totalmente eléctrico”.

El acuerdo de asociación hace que Jaguar Land Rover participe en Wolfspeed Assurance of Supply ProgramTM, para asegurar el suministro de esta tecnología en las futuras necesidades de producción de vehículos eléctricos. Esto permitirá una mayor visibilidad y control sobre la futura cadena de suministro de Jaguar Land Rover y es clave para el nuevo enfoque de cadena de valor de las operaciones y la cadena de suministro de la compañía bajo el liderazgo de Barbara Bergmeier, Directora Ejecutiva de Operaciones Industriales.

La tecnología líder mundial de Wolfspeed alimenta los sistemas de propulsión eléctrica en todo el espectro de voltaje, desde 400 V hasta 800 V. Las soluciones de dispositivos de potencia de carburo de silicio se producirán en Mohawk Valley Fab de Wolfspeed en Marcy, Nueva York, que se inauguró en abril de 2022 como la instalación de fabricación de carburo de silicio más grande del mundo con de 200 mil metros cuadrados. La instalación totalmente automatizada amplía drásticamente la capacidad de las tecnologías de carburo de silicio de Wolfspeed, que satisfarán la creciente demanda de producción de vehículos eléctricos y otros sectores de tecnología avanzada en todo el mundo.