El nuevo Audi Q8 e-tron: mayor eficiencia y autonomía con un diseño más sofisticado

Con el Audi e-tron, el fabricante premium entró en la era de la electromovilidad en 2018, marcando el inicio del futuro eléctrico para la marca de los cuatro aros. El nuevo Audi Q8 e-tron se basa en la historia de éxito de este vehículo pionero, que desde su lanzamiento ha establecido los estándares en el segmento de los SUV eléctricos en la clase de lujo. El Q8 e-tron impresiona con una conducción optimizada, su aerodinámica mejorada, una mayor potencia de carga y una batería con más capacidad, lo que permite homologar una autonomía -según el ciclo WLTP- de hasta 575 km para el SUV, y de hasta 595 km en la versión Sportback. Los cambios de diseño, especialmente significativos en la parte delantera, otorgan al nuevo modelo una apariencia más moderna y refinada.

Desde el lanzamiento al mercado del Audi e-tron hace cuatro años, y con más de 150,000 vehículos eléctricos comercializados hasta la fecha, Audi ha seguido una hoja de ruta sistemática en su estrategia de electrificación: la gama de vehículos de propulsión eléctrica cuenta en la actualidad con ocho modelos, una cifra que aumentará a más de 20 para 2026. A partir de ese año, Audi únicamente lanzará al mercado modelos nuevos con propulsión totalmente eléctrica.

“Con nuestra estrategia corporativa ‘Vorsprung 2030’, hemos decidido establecer una fecha para poner fin a la era de los motores de combustión; Audi pasará a ser una marca totalmente eléctrica dentro de 11 años. El nuevo Audi Q8 e-tron, con su eficiencia y autonomía mejoradas y su refinado diseño, es otro integrante importante de nuestra gama para entusiasmar a los usuarios con la electromovilidad, ofreciendo vehículos emocionales y, al mismo tiempo, adecuados para el uso diario”, declara Markus Duesmann, CEO de AUDI AG.

Oliver Hoffmann, Director de Desarrollo Técnico de AUDI AG, también se centra en las mejoras del nuevo modelo: “En el nuevo Q8 e-tron hemos aumentado de forma significativa la capacidad de la batería y la potencia de carga, lo que nos ha permitido lograr un equilibrio óptimo entre densidad de energía y capacidad de carga, garantizando una mayor eficiencia”. “Además, optimizamos los motores, la dirección progresiva y los sistemas de control del chasis. Y con ello mejoramos las características dinámicas que son típicas de Audi en todas las versiones del Q8 e-tron”.

Nuevo diseño, nueva denominación, nueva identidad corporativa

Adoptar la denominación Q8 es toda una declaración de intenciones por parte de Audi, situando a los nuevos Audi Q8 e-tron y Q8 Sportback e-tron como los modelos superiores entre los SUV y los crossover eléctricos. Identificables a primera vista como modelos de propulsión totalmente eléctrica gracias al nuevo diseño de la carrocería tanto en el frente como en la parte trasera, el Audi Q8 e-tron y el Q8 Sportback e-tron inauguran la nueva identidad corporativa de la marca, con un diseño bidimensional de los cuatro aros. También es nueva la tipografía utilizada en la inscripción del nombre del modelo, situada en el pilar B.

Máxima habitabilidad y confort
Con una longitud de 4.915 metros, una anchura de 1.937 metros y una altura de 1.619 metros para el Sportback (1.633 metros en el caso del SUV), el Q8 e-tron ofrece una gran habitabilidad y el máximo confort. La carrocería de los SQ8 e-tron y SQ8 Sportback e-tron es dos milímetros más baja y 39 milímetros más ancha. La distancia entre ejes, de 2.928 metros, también permite un gran espacio para las piernas en las plazas traseras. La capacidad del maletero alcanza los 569 litros para el SUV y 529 litros en el Sportback; ambos cuentan con un espacio de almacenamiento adicional de 62 litros bajo el capó delantero.

Tres variantes del sistema de propulsión
Para ambas carrocerías se puede elegir entre tres variantes de propulsión con tracción total eléctrica. El Audi Q8 50 e-tron cuenta con un motor en el eje delantero y otro en el trasero que generan una potencia de sistema de 250 kW en modo boost, y un par máximo de 664 Nm. La autonomía WLTP es de hasta 486 km para el SUV; y de hasta 501 km en el Sportback.

También con dos motores, la potencia en el Audi Q8 55 e-tron alcanza 300 kW, con 664 Nm de par máximo. La autonomía WLTP en este caso es de hasta 575 km para el SUV, y de hasta 595 km para el Sportback. La velocidad máxima en el Q8 50 e-tron y el Q8 55 e-tron está limitada a 200 km/h.

Las versiones tope de gama son el Audi SQ8 e-tron y el SQ8 Sportback e-tron, propulsadas por tres motores que ofrecen una potencia de sistema de 370 kW y un par máximo de 973 Nm. La autonomía en los modelos S es de hasta 465 km para el SUV y de hasta 483 km en el Sportback. La velocidad máxima está limitada en estas versiones a 210 km/h.

Más capacidad para la batería y mayor rendimiento de carga
La batería del Q8 50 e-tron tiene una capacidad de almacenamiento neta de 89 kWh (95 kWh brutos), mientras que para el Q8 55 e-tron y el SQ8 e-tron la capacidad neta es de 106 kWh (114 kWh brutos). Gracias a una optimización del sistema de gestión de la batería, la capacidad utilizable de la misma también ha aumentado. En una estación de carga de alta potencia, el Audi Q8 50 e-tron alcanza un rendimiento de carga máximo de 150 kW; en los Q8 55 e-tron y SQ8 e-tron la potencia máxima de carga aumenta hasta los 170 kW. Esto permite cargar la batería del 10 al 80 por ciento de su capacidad en aproximadamente 31 minutos, lo que en condiciones ideales se corresponde con una autonomía de hasta 420 km, según el estándar WLTP. En una estación de carga con corriente alterna o en un wallbox, el Audi Q8 e-tron puede recargarse con una potencia de hasta 11 kW. De forma opcional, Audi ofrece un cargador de corriente alterna de 22 kW.

En condiciones ideales, utilizando corriente alterna y una potencia de carga de 11 kW, la batería del Audi Q8 50 e-tron puede recargarse por completo en 9 horas, 15 minutos (22 kW: 4 horas, 45 minutos); en los Audi Q8 e-tron con la batería de mayor capacidad, el tiempo necesario para una carga completa es de 11 horas,30 minutos (22 kW: 6 horas).

El planificador de rutas Audi e-tron route planner ofrece una ayuda fiable a la hora de buscar puntos de recarga a lo largo del trayecto.

Motor trasero optimizado y vectorización de par eléctrica para una dinámica de conducción superior
Para el nuevo Audi Q8 e-tron se ha mejorado el concepto de motor asíncrono utilizado en el eje trasero, que aumenta de 12 a 14 el número de bobinas que generan el campo electromagnético. De este modo el motor genera un campo magnético más intenso con una entrada de electricidad similar, lo que a su vez garantiza un par más elevado. Puesto que el motor eléctrico necesita menos electricidad para generar par, esto se traduce en una disminución del consumo y un aumento de la autonomía.

Con los modelos S de la gama e-tron, Audi fue pionera al implementar un sistema de propulsión eléctrico con tres motores en un vehículo producido a gran escala. Este concepto se ha perfeccionado para el nuevo SQ8 e-tron, que cuenta con un motor eléctrico delantero de 124 kW y dos motores eléctricos de 98 kW cada uno que impulsan por separado las ruedas traseras, lo que permite alcanzar una potencia total de sistema de 370 kW. Los dos motores eléctricos pueden distribuir el par a las ruedas de este eje en una fracción de segundo.

Equilibrio entre confort y deportividad
El nuevo Audi Q8 e-tron está equipado de serie con una suspensión neumática con amortiguadores controlados electrónicamente. La altura libre al suelo puede variar en un total de 76 milímetros, en función de la situación de conducción. La suspensión se ha ajustado para optimizar la dinámica lateral del vehículo; además, el control de estabilización electrónico (ESC) permitirá una mayor maniobrabilidad en el futuro, especialmente en curvas cerradas, en las que el Audi Q8 e-tron muestra una mayor agilidad gracias a su dirección progresiva optimizada.

La relación de desmultiplicación se ha modificado para que la respuesta de la dirección sea más rápida. De este modo los movimientos del volante se transmiten a las ruedas de forma más directa, mejorando al mismo tiempo la precisión de la dirección. Todos los sistemas de control del chasis reciben nuevos ajustes, pero siguen estando equilibrados y perfectamente sincronizados para ofrecer un comportamiento dinámico fiel al ADN de Audi.

El coeficiente aerodinámico mejora hasta situarse en sólo 0.24
La aerodinámica fue una prioridad absoluta durante el desarrollo del Audi Q8 e-tron. El resultado ha sido una disminución del coeficiente de resistencia aerodinámica de 0.26 a 0.24 para el Q8 Sportback e-tron, y de 0.28 a 0.27 para el Q8 e-tron. Los alerones montados en los bajos de la carrocería ayudan a conducir el flujo de aire alrededor de las ruedas. 

También se ha ampliado el tamaño de los spoilers del eje delantero, y el Q8 Sportback e-tron ahora dispone de alerones en el eje trasero (el SQ8 Sportback e-tron únicamente lleva alerones en el eje trasero). En la zona de la parrilla frontal Audi recurre por primera vez a un dispositivo de autosellado, además de contar con un sistema de lamas eléctricas que cierran automáticamente la entrada de aire hacia el radiador, optimizando aún más el flujo de aire y evitando pérdidas no deseadas.

Asistente de aparcamiento remoto Audi remote park assist plus
El Audi Q8 e-tron dispone de unos 40 sistemas de asistencia al conductor. Hasta cinco sensores de radar, cinco cámaras y doce sensores de ultrasonidos proporcionan información del entorno, que es analizada por la unidad central de control. Una novedad es el Audi remote park assist plus, que estará disponible a lo largo de 2023. 

Faros Digital Matrix LED
Como parte del equipamiento opcional, Audi ofrece para el nuevo Q8 e-tron los faros Digital Matrix LED. Mientras se circula por autopista, la luz de orientación marca la posición del auto en el carril y ayuda a conducir de forma segura manteniéndose centrado en carreteras estrechas. También están disponibles otras tres nuevas funciones: la información de tráfico ampliada, la luz de carril con indicador de dirección y la luz de orientación en carreteras secundarias.

Lujo interior
El techo panorámico de cristal dividido en dos partes hace que el interior del Audi Q8 e-tron sea más luminoso y refuerza la sensación de amplitud. Su accionamiento es eléctrico, y la cortinilla opaca de protección se controla con la misma comodidad. Cuando el techo está abierto mejora la climatización del habitáculo, y un deflector integrado reduce el ruido del viento. Como alternativa al climatizador bizona de serie, Audi ofrece un climatizador de cuatro zonas y el paquete air quality package. Los tres niveles de ventilación de los asientos permiten disfrutar de un elevado confort incluso con altas temperaturas exteriores. Entre las opciones disponibles para el interior destacan los asientos con contorno individual ajustable, que también pueden contar con función de masaje. Existe la posibilidad de incluir inserciones decorativas en madera de fresno o aluminio. Como novedad se incluye la posibilidad de elegir las inserciones en un material sostenible fabricado parcialmente con botellas de PET recicladas.

Pantallas de alta resolución y control por voz
Como todos los modelos de la clase de lujo de Audi, el Q8 e-tron utiliza el sistema operativo MMI touch response. Sus dos grandes pantallas de alta resolución, la superior con una diagonal de 25.6 centímetros y la inferior con 21.8 centímetros sustituyen a casi todos los interruptores y mandos convencionales. Además del manejo a través de las dos pantallas táctiles, muchas funciones pueden activarse mediante el control por voz con reconocimiento de lenguaje natural. El concepto de visualización y manejo digital del Audi Q8 e-tron se completa con el Audi virtual cockpit con resolución full HD. Sus gráficos específicos muestran la información importante relativa a la conducción eléctrica, desde el rendimiento de la recarga hasta la autonomía. Opcionalmente se puede instalar el sistema head-up display, que proyecta directamente los datos de la instrumentación en el parabrisas. 

Materiales procedentes de procesos de reciclaje
El Audi Q8 e-tron está certificado como neutro en carbono para los clientes de Europa y Estados Unidos. Audi también utiliza materiales reciclados para algunos componentes del Audi Q8 e-tron, lo que permite reducir la cantidad de recursos utilizados y garantiza un ciclo cerrado, eficiente y sostenible. En el interior se utilizan materiales reciclados para el aislamiento. Las inserciones decorativas situadas por encima de la pantalla, denominadas “Tech Layer”, están disponibles en un nuevo material de color antracita que está fabricado parcialmente con botellas de PET recicladas. La tapicería de los asientos deportivos en el acabado S line combina cuero sintético y la microfibra Dinamica, compuesta de hasta un 45% de fibras de poliéster que se fabrican a partir de botellas de PET recicladas, materiales textiles recuperados y residuos de fibras. A diferencia de las utilizadas anteriormente, en la producción de la microfibra Dinamica tampoco se utilizan solventes, lo que supone una contribución adicional a la protección del medio ambiente.

Además, se utilizan por primera vez en la producción en serie del Audi Q8 e-tron algunos componentes relacionados con la seguridad que están fabricados de residuos plásticos automotrices mixtos tratados a través de un proceso de reciclaje químico, como son las cubiertas de las hebillas de los cinturones de seguridad. Como parte del proyecto PlasticLoop, Audi ha trabajado con el fabricante de plásticos LyondellBasell para establecer este proceso, mediante el cual los componentes de plástico de los vehículos que ya no pueden repararse se desmontan y se separan de otros elementos como clips metálicos, antes de ser triturados y transformados en aceite de pirólisis mediante el reciclaje químico. Este aceite se utiliza posteriormente como materia prima para la fabricación de nuevos plásticos, siguiendo un enfoque de equilibrio de masas.

Lanzamiento al mercado en el primer trimestre 2023
El lanzamiento al mercado de los nuevos Audi Q8 e-tron y Audi Q8 Sportback e-tron está previsto para finales de febrero en los mercados europeos más importantes.