Más potentes y rápidos que cualquier RS 6 y RS 7 las nuevas versiones performance

Más potentes y rápidos que cualquier RS 6 y RS 7 hasta la fecha, los nuevos Audi RS 6 Avant performance y RS 7 Sportback performance incorporan un gran número de modificaciones que afinan su apariencia y hacen que la experiencia de conducción resulte más emocionante. El poderoso motor V8 biturbo de 4 litros rinde ahora una potencia de 463 kW (630 CV) y un par máximo de 850 Nm.

Detail

En Audi, “performance” significa más potencia. En los nuevos Audi RS 6 Avant performance y RS 7 Sportback performance, la utilización de turbocompresores de mayor tamaño y el aumento de la presión de sobrealimentación de 2,4 a 2,6 bares en el motor V8 4.0 TFSI permiten un aumento de 30 CV en la potencia y 50 Nm más de par en comparación con las versiones base. Esto significa que la potencia máxima pasa de 441 kW (600 CV) a 463 kW (630 CV), mientras que el par máximo aumenta de 800 a 850 Nm. Los modelos performance aceleran de 0 a 100 km/h en 3,4 segundos, lo que supone una mejora de 0,2 segundos respecto a las versiones estándar de los RS 6/ RS 7.

La reducción del aislamiento entre el compartimento del motor, el interior y la parte trasera del vehículo, además de la rebaja del peso en 8 kilogramos, son factores que contribuyen a la hora de garantizar que estas versiones performance emocionen a los clientes con una experiencia sonora de alto nivel. El peso total en vacío del RS 6 Avant performance es de 2.090 kg, mientras que el RS 7 Sportback performance pesa 2.065 kg.

Nuevo diferencial autoblocante para una dinámica de conducción más intensa

La potencia del motor 4.0 TFSI se transmite hacia la tracción total permanente quattro a través de una caja triptronic de ocho velocidades optimizada para unos cambios más rápidos. El diferencial central mecánico distribuye la potencia del motor al eje trasero en una proporción 40:60, y en caso de deslizamiento aplica más par de forma automática hacia el eje con mejor tracción, con un máximo de hasta un 70% hacia el eje delantero y hasta un 85% hacia el eje trasero. El nuevo diferencial central autoblocante resulta más ligero y compacto, lo que mejora la dinámica de conducción y ofrece mayor precisión en las curvas, reduciendo el subrivaje. El autocentrado de la dirección también es más preciso y los pasajeros se benefician de una experiencia de conducción que, en general, resulta más ágil. 

Exclusivas llantas de 22 pulgadas con neumáticos de alto rendimiento 

Los nuevos RS 6 Avant performance y RS 7 Sportback performance equipan de serie llantas de fundición de aluminio de 22 pulgadas en diseño de cinco radios en V con acabado en gris titanio mate. Para los clientes que buscan un aspecto aún más deportivo, Audi ofrece opcionalmente unas nuevas llantas de 22 pulgadas especialmente ligeras fabricadas mediante un proceso de forjado de alta tecnología. Cuentan con una estética de cinco radios en Y inspirada en la competición, y están disponibles en cuatro colores: negro metalizado brillante, oro neodimio mate, gris mate o negro mate. 

Estas nuevas llantas mejoran la refrigeración de los frenos y son unos cinco kilogramos más ligeras que las de fundición de aluminio, reduciendo en 20 kg el peso no suspendido, lo que contribuye a la mejora del comportamiento dinámico. Se asocian a los nuevos neumáticos de alto rendimiento Continental Sport Contact 7 en formato 285/30, que también desempeñan un papel fundamental en el ahorro de peso y ofrecen un mejor agarre tanto en seco como en mojado, reduciendo el subviraje en curvas rápidas y mejorando la precisión en todo el rango de velocidades. Además, la distancia de frenada desde 100 a 0 km/h se reduce en hasta 2 metros.

El sistema de conducción dinámica Audi drive select permite al conductor controlar el carácter del vehículo en base a seis programas disponibles: efficiency, comfort, auto, dynamic y los dos modos personalizables RS1 y RS2. La experiencia que proporcionan los distintos modos de conducción en estos modelos performance es mucho más exclusiva. Por ejemplo, el modo de marcha por inercia ahora sólo se activa automáticamente en el perfil “efficiency”, desconectando el motor en rangos de velocidad de hasta 160 km/h y permitiendo la navegación a vela sin consumo de combustible ni par de arrastre del propulsor.

Además, la optimización del software de la unidad de control del motor hace que los cambios de carga sean más ajustados cuando está activado el programa “dynamic” o se selecciona el modo de conducción S, lo que aumenta aún más la deportividad. Por otro lado, el software de la unidad de control de la transmisión también se ha actualizado para permitir que los tiempos de cambio sean más rápidos, aumentando así notablemente la diferencia entre los distintos modos de conducción.

Paquete RS Dynamic de serie 

El paquete RS Dynamic forma parte del equipamiento de serie en los RS 6 Avant performance y RS 7 Sportback performance. Incluye el aumento de la limitación de velocidad máxima a 280 km/h, la dirección dinámica a las cuatro ruedas con una actualización de software específica que ayuda al conductor con intervenciones activas de la dirección en los ejes delantero y trasero, y el diferencial deportivo quattro en el eje trasero. Opcionalmente también se puede equipar el paquete RS Dynamic plus, que sobre los elementos que conforman el paquete RS Dynamic, eleva la velocidad máxima hasta 305 km/h, e incluye frenos RS con discos cerámicos de 440 mm de diámetro en el eje delantero y 370 mm en el trasero. Las pinzas de freno pueden ir acabadas en color gris, rojo o azul. El sistema de frenos cerámicos RS permite reducir las masas no suspendidas en unos 34 kg respecto a sus homólogos de acero. 

Nuevos colores de carrocería y paquetes ópticos

Audi ofrecerá un total de hasta 16 colores de carrocería para los nuevos modelos performance, incluyendo tres exclusivos: azul Ascari metalizado o con efecto mate y el plata Rocío mate. Entre los elementos RS exteriores que distinguen a estas versiones, acabados en color gris titanio mate, se incluyen las carcasas de los espejos retrovisores, el spoiler y los flaps laterales delanteros, las inserciones en los faldones laterales, los raíles del techo, los marcos de las ventanillas y el difusor trasero. Como equipamiento opcional está disponible un paquete óptico en negro carbono mate que aplica este acabado a las barras del techo y los embellecedores de las ventanillas. A elección del cliente, los aros del logotipo Audi y el nombre del modelo pueden ser cromados o en color negro. 

Fuera de serie: nuevos detalles de acabado para el interior

En el habitáculo, los paquetes de diseño RS en gris y rojo se han ampliado para incluir el color de contraste azul Mercato, exclusivo de las versiones performance. Presentan costuras de contraste en este color el aro del volante forrado en Alcantara de color negro, las alfombrillas, los laterales de la consola central y la palanca de cambios. Los cinturones de seguridad son de color azul océano en toda su superficie, opcionalmente con inserciones decorativas en un patrón de carbono con acentos azules. Tanto el pomo de la palanca selectora del cambio como los guarnecidos laterales de la consola central están realizados con microfibra Dinamica, que se compone de alrededor de un 45% de fibras PET recicladas. Los asientos deportivos están tapizados con cuero Valcona perforado de alta calidad, y también incluyen costuras en forma de panal con pespuntes de contraste en azul Mercato. Otro rasgo distintivo es un LED de entrada en las puertas delanteras que proyecta las letras “RS performance” en el suelo junto al coche.

Los clientes pueden solicitar el paquete de diseño RS plus, que adicionalmente a los elementos del paquete de diseño interior RS estándar incluye inserciones en microfibra Dinamica en negro, los reposabrazos de las puertas y el reposabrazos central en microfibra Dinamica con costuras de contraste en rojo, gris o azul, así como la inscripción RS de los asientos bordada y los pespuntes de las bandas centrales de los asientos en cuero Valcona negro, perforado y acolchado, también a elegir en los colores rojo, gris o azul. Para configurar sus vehículos en base a las miles de combinaciones individuales disponibles y crear su propia edición especial, los clientes pueden utilizar el nuevo modo de visualización 3D “Audi Exclusive Customizer” en el configurador online, que permite elegir entre una amplia gama de colores para la carrocería, la tapicería y las costuras de contraste.

La pantalla de 31,2 cm (12,3 pulgadas) del Audi virtual cockpit plus, que forma parte del equipamiento de serie, ofrece nuevas funciones, entre ellas un indicador intermitente en el modo de transmisión manual que cambia la visualización de las revoluciones de verde a amarillo y a rojo, parpadeando de forma idéntica a como lo hacen los vehículos de competición para indicar al piloto el momento óptimo para cambiar de marcha. Además, el Launch Control, que aprovecha al máximo el potencial de aceleración del RS 6 Avant performance y del RS 7 Sportback performance señalando el momento ideal para acelerar en la salida, incluye nuevos iconos de semáforo.

Prestaciones por tradición: desde el RS 6 Avant plus a la actualidad

El RS 6 Avant performance y el RS 7 Sportback performance de la generación C8 continúan con la tradicional estrategia de Audi de ofrecer modelos plus y performance en estas series. Todo comenzó con el RS 6 Avant plus en la generación C5: poco antes de que alcanzara el final de su producción en 2004, quattro GmbH (ahora Audi Sport GmbH) lanzó una serie especial limitada de 999 unidades con un aumento de la potencia de 30 CV, para alcanzar los 480 CV y convertirse en el primer Audi que superó oficialmente los 250 km/h. Audi Sport “aceleró” el RS 6 plus hasta los 280 km/h, convirtiéndolo en el vehículo deportivo con carrocería familiar más rápido: sin la unidad de control del motor, alcanzó una velocidad máxima de más de 300 km/h.

La variante plus de la generación C6 llegó al mercado en 2008 y se limitó a 500 unidades. A diferencia de su predecesor, el motor V10 no contaba con potencia adicional y mantenía sus 580 CV. Pero Audi limitó la velocidad máxima de las versiones especiales del Avant y la berlina a 303 km/h; el único vehículo más rápido en ese momento era el R8.

En la generación C7, la denominación “plus” se convirtió en “performance”: el Audi RS 6 Avant performance y el RS 7 Sportback performance salieron de la línea de montaje en 2016 con un motor ligeramente retocado que elevaba la potencia hasta los 605 CV, 45 CV más que en el modelo base. La función overboost aumentó brevemente el par máximo disponible hasta los 750 Nm en el modo de conducción “dynamic” y, dependiendo del equipamiento, la velocidad se limitó a 250, 280 o 305 km/h.