Jaguar I-Pace HSE 2023: Una experiencia de rendimiento eléctrico única en el mercado

Todas las características del I-PACE HSE de Jaguar lo posicionan como el vehículo eléctrico (EV) más deseado en el mercado y el que cuenta con una mayor tecnología en cada uno de sus aditamentos. “El Jaguar I-PACE HSE es el paquete completo en la industria. Su diseño impresionante y la ingeniería innovadora se combinan para ofrecer un rendimiento emocionante, con la practicidad de un SUV y cero emisiones”, señaló Ian Hoban, Director de la Línea de Vehículos, Jaguar I-Pace.

Introduciéndonos a una vida eléctrica

El nuevo Jaguar I-PACE HSE totalmente eléctrico hace que la propiedad de vehículos eléctricos (EV) sea más emocionante, accesible y más práctica que nunca gracias a su diseño único y los avances en tecnología de baterías. Su combinación de tecnología y lujo lo hacen el EV más deseado del mundo, eficiente y atractivo para conducir.

El Jaguar I-PACE HSE cuenta con una batería de iones de litio de última generación de 90kWh que consta de 432 celdas de bolsa, elegidas por su alta densidad de energía y gestión térmica superior, el I-PACE ofrece una autonomía de 470 km (ciclo WLTP). Los propietarios de este vehículo podrán lograr una carga de batería del 0 al 80 por ciento en tan solo 40 minutos con carga rápida de CC (100 kW), o recargar 100 km adicionales en tan solo 15 minutos.

Además, un conjunto de funciones de optimización de rango inteligente y aplicaciones para smartphones brindarán a los conductores de I-PACE HSE una experiencia única.

Rendimiento Eléctrico

El I-PACE HSE tiene impregnado todo el sello de la firma Jaguar. Ofrece una dinámica centrada en el conductor. “Con tecnología de tracción total y 400 PS, este vehículo eléctrico ofrece una aceleración instantánea en todas las superficies de la carretera, en todas las condiciones”, indicó Mike Cross, Ingeniero en Jefe de Jaguar.

Una combinación de tracción total, 400 CV y ​​696 Nm de troque garantiza que el Jaguar I-PACE HSE ofrezca un rendimiento eléctrico cero emisiones. Los dos motores eléctricos sincronizados y diseñados por Jaguar impulsan los ejes delantero y trasero. Cada motor se ajusta concéntricamente alrededor de una transmisión epicicloidal y un diferencial compacto de una sola velocidad, lo que permite una distribución instantánea y precisa del par a las cuatro ruedas, mientras el I-PACE HSEadapta continuamente su equilibrio delantero-trasero para adaptarse a las condiciones de la carretera.

Concebido como un vehículo eléctrico de alto rendimiento desde el principio, el I-PACE HSE ofrece una dinámica de conducción atractiva, facilidad de uso diario y comodidad, con un equilibrio único de conducción, refinamiento y control.  Jaguar ha colocado la batería lo más bajo posible entre los ejes, proporcionando una distribución de peso de 50:50 y un centro de gravedad bajo, optimizando la compostura y reduciendo el balanceo de la carrocería. Estas ventajas inherentes se combinan con una arquitectura EV de aluminio rígido y ligero que ofrece una rigidez torsional de 36 kNm/grado, la más alta de cualquier Jaguar.

Adicional a ello, el I-PACE HSE también permite al conductor seleccionar niveles altos o bajos de frenado regenerativo para maximizar la eficiencia y optimizar la autonomía del vehículo. Cuando se selecciona el modo de alta regeneración, permite que el conductor experimente una conducción intuitiva con un solo pedal a medida que el automóvil desacelera al levantar el pie del acelerador, lo que reduce la dependencia del pedal del freno al reducir la velocidad. Se puede lograr una fuerza máxima de frenado regenerativo de 0,4G.

Como empresa responsable, Jaguar se compromete a ofrecer un futuro más limpio y planea prolongar la vida útil de las baterías del I-PACE HSE con nuevas asociaciones de reciclaje y pruebas de almacenamiento de energía de segunda vida.